Proceso

Todos los amigos que perdimos
para nuestro bien volverán a nosotros
extrañamente refinados pero por lo demás iguales.

Todas las decisiones que tomamos en la madrugada, para irnos, para quedarnos,
también serán correctas cuando volvamos a despertar.

La gran succión que sale de debajo de un camión que pasa
significa la velocidad de la buena vida, atrayéndonos

y cuando volteamos hacia nuestros queridos amigos que vienen en bicicleta detrás de nosotros,
sus ojos están muy abiertos de alegría y no de terror.

Todos los amigos que nos evitaban en los pasillos del supermercado
nos abrazarán en los tianguis.

La desaparición de nuestra presencia en las redes sociales no pasará desapercibida.
En este día nuestra ciudad es como un corte de pelo perfecto, sus pérdidas se superponen suavemente
y lo que queda, cae con delicadeza.

Si monto un caballo que se asusta y sube a galope la colina,
el caballo que estás montando también se asustará
y nos alejaremos gritando juntos.

Las cosas seguirán el debido proceso.
Todo lo perdido, caído está en el olvido.
Si no puedo ver tu rostro es sólo porque el mío
se presiona contra tu hombro.

Paredes sin imágenes cantan sus libertades
como si llegaran a una nueva ciudad, nuevas calles, nuevos aires.

El silencio nos llevará al interior de nuestras vidas
que son hondas albercas cuyo fondo no podemos tocar con los pies

ni tampoco nos deja mover nuestros brazos,
porqu estamos desnudos pero sin poder tocarnos.

Escribe un comentario

Suscríbete para recibir actualizaciones

Comentarios

Más de Ashleigh Young

Los más leídos