Bill Manhire

Bill Manhire

(1946) Es un multipremiado poeta y escritor. Es ganador de varios New Zealand Book Awards y un número de becas importantes. Fue el New Zealand Te Mata Estate Poeta Laureado en 1997/1998. En 2007 fue honrado con el Premio del Primer Ministro para el Logro Literario. Manhire es el director del Instituto Internacional de Letras Modernas , centro de escritura creativa en la Universidad Victoria de Wellington. Ha coordinado varias antologías que han sido referentes nacionales de la poesía neozelandesa. Algunos de sus libros de poesía son: Malady (1970), The Elaboration (1972), Song Cycle (1975), How to Take Off Your Clothes at the Picnic (1977), Dawn/Water (1979), Good Looks (1982), Locating the Beloved and Other Stories(1983), Zoetropes: Poems 1972–82 (1984), The Old Man’s Example (1990), Milky Way Bar (1991),Sheet Music: Poems 1967–1982 (1996) and My Sunshine (1996).

Poemas de Bill Manhire

Hijos

Es probable que los hijos mueran sin que puedas hacer nada para ayudarlos. Será primavera, la luz sobre el agua, o no. Y aunque ahora ellos viven juntos no morirán juntos. Morirán uno por uno y no creas que te llamarán: serán viejos y tú ya no estarás. Será primavera, o no. Tal vez cruzarán…

Leer poema »

Aborto

En el tiempo en que la mayoría de las mujeres empezó a usar colores llamativos, mi hija menor se vistió de gris. Se levantó tarde, leyendo el periódico y cuidando su terrible humor. Mucho de esto viene a mi mente ahora, pero una noche me invadió lentamente su belleza. Después vino también el amanecer y…

Leer poema »

La distancia entre los cuerpos

Sábanas en el suelo, un tubo de pintalabios sobre la mesa, fragmentos de costa apenas visibles tras la ventana. La distancia entre los cuerpos es como la distancia entre dos fotografías. La estrella sobre el pecho del hombre. La cabeza de la mujer recostada en la estrella.

Leer poema »

Sobre la originalidad

Poetas, los quiero seguir a todos, del bosque a la ciudad, de la ciudad al bosque. Al primero lo estrangulo. Le quito la navaja y  la adhiero a mi tobillo en la entrada de una tienda. Después salgo a la calle pellizcándome las uñas. Bebo con un hombre que ama a las jovencitas. Cada verso…

Leer poema »