Los mejores poetas de Nueva Zelanda

Los Más Recientes

Hierro salvaje de curnowAllen Curnow

El mar se vuelve oscuro, oscuro con el viento, los pies se vuelven pesados, pesados con la arena, los pensamientos se vuelven salvajes, salvajes con el sonido del hierro en el viejo cobertizo que se estremece, repicando: vuélvete oscuro, vuélvete pesado, vuélvete salvaje, vuélvete sonoro, oscuro con el viento, pesado con la arena, salvaje con…

Leer poema »

Vida interior de jennyJenny Bornholdt

Comparto mi cama con mi esposo, un inhalador para el asma, y a menudo, bajo las almohadas, dos plumas. La vida nunca ha sido muy buena. En la mañana me levanto y están las tazas y los platillos: uno siempre acompañado del otro. Me siento afortunada de saber cómo se siente una taza de harina….

Leer poema »

Estas flores blancas de steadC. K. Stead

Estas flores blancas sólo crecen bajo la luz de la luna sus amarillos estambres son los rayos de las ruedas de oración los agoreros del espontáneo sol florecen en un jardín en un sueño de abajo viene la muchacha llevando mi vieja gabardina con la que pretende lucirse ella es como la electricidad es como…

Leer poema »

Recompensa de maryMary Ursula Bethell

Bajé a la frívola ciudad para hacer algunas transacciones. En el tranvía los pasajeros discutían sin sentido; en las tiendas muy caras las mercancías; en el banco muy poco dinero; en las largas calles demasiado calor. Pero en la Oficina de Correos me dieron tu carta. La leí en mi cultivado jardín, al caer la…

Leer poema »

Enfermo de mansfieldKatherine Mansfield

El hombre de la habitación contigua tiene la misma dolencia que yo. Cuando me levanto durante la noche lo advierto jadeante, y luego tose, y yo misma toso. Y luego de una pausa, toso yo. Y, de nuevo, él tose. Así por un largo rato. Hasta que yo siento que somos como dos gallos cacareándose…

Leer poema »

Aquí de James_K_Baxter_largeJames K. Baxter

Aquí donde el arroyuelo se escabulle entre dos rocas Y el oleaje se escucha a una milla tierra adentro, Y los carrizos esconden los nidos de cientos de pájaros, Y los troncos encallan en las ciénagas como huesos de gigantes, Y la maleza se pudre por montones sobre la superficie de la laguna, Y el…

Leer poema »