Los mejores poetas de Nueva Zelanda

Los Más Recientes

Timaru 30 de marzo de 1901 de Michele Leggott, Poesía

Mi querida Sra. Nelson qué sorpresa nos diste nunca pensé en tal cosa sorprendente dos bebés en 11 meses eso es demasiado rápido para los pobres querida pero sé que ella se alegrará de tener el Bebé y tengo la certeza de que Harry lo estará también porque le gustan mucho los niños. Sólo espero…

Leer poema »

Kate Winslet promueve una tarjeta de crédito de David Eggleton, Poesía

Ella está crispada por el guión o el contrato. Ella simula leer con la espalda inclinada. Ella está en algún lugar del The New Yorker. Ella posa bajo la leyenda: Mi vida, mi tarjeta. Ella chupa, como a un popote o una garra, su dedo. Ella expone, como esa de un gran simio, la planta…

Leer poema »

Enfrentando la página en blanco de Elizabeth Nannestad

La página en blanco parece inofensiva pero tiene su propio sentido del humor.   Puedes decidir llamarte a ti mismo Mme X y ser visto en ciudades extranjeras sin domicilio alternativo: La página en blanco estará en casa, esperando.   La página en blanco es la Inquisición: podrías irte contra ella, y decir,  “sálvame”.  …

Leer poema »

Masacre de Tusiata Avia

Jueves 14 de marzo   Cuando llego a Auckland y Hine se da cuenta de que me he mudado a Christchurch me pregunta si sé que es un mal lugar para vivir está levantado sobre un pantano además les han hecho muchas cosas malas a los maoríes allí   Sí, le digo y recuerdo estar…

Leer poema »

Calles y montañas de Gregory O'Brien

Así como la nube descifra el huerto, un nadador descifra el contorno de la bahía, un patinador descifra la superficie del lago medio congelado y, durante la temporada, un pescador descifra los hábitos de las aves marinas. Así como una silla descifra su lugar en la mesa, un avión descifra el cielo del anochecer y…

Leer poema »

El insomne sabe demasiado de Kate Camp

Voces oscuras le hablan sobre la sustancia más tóxica conocida por el hombre, sobre las papas heirloom y por una hora un dolor agudo. La próxima semana: un dolor crónico.   Alrededor suyo diminutas luces verdes, rojas y naranjas donde las cosas permanecen en modo sueño y en modo espera. La casa es una ciudad…

Leer poema »